Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Policía Nacional ha desarticulado una organización de narcotraficantes asentada en Algeciras (Cádiz) y Barcelona que ocultaba sus beneficios minando criptomonedas, en una operación en la que han sido detenidas siete personas.

Los arrestados disponían además de un entramado empresarial para ocultar los beneficios obtenidos con sus actividades ilícitas. Cinco de los detenidos han ingresado en prisión. Según ha indicado la Policía Nacional en una nota, la investigación dio comienzo a principios del pasado mes de enero tras detectar una vivienda unifamiliar ubicada en una zona residencial de Algeciras utilizada como laboratorio para el cultivo de marihuana.

Las intensas investigaciones permitieron a los policías identificar a algunos de los cabecillas de la organización, parte de ellos residentes en la provincia de Barcelona. De forma paralela se inició una investigación patrimonial, al constatarse que poseían numerosos bienes y titularidades a nombre de diferentes empresas relacionadas entre sí, sin que detrás de las mismas se hubiese detectado actividad laboral alguna.

Así, una vez se supo que los investigados tenían la cosecha de plantas de cannabis lista para ser recogida para su distribución, se establecieron los dispositivos policiales coordinados para arrestar a los implicados.

En total se realizaron cinco registros en los que se desmantelaron tres laboratorios para el cultivo y elaboración de cannabis sativa donde se intervinieron alrededor de 1.000 plantas, con un peso de 52 kilos de marihuana, así como una instalación ubicada en una nave industrial de Barcelona en la que se estaba preparando un cultivo de otras 2.000 plantas más.

Como consecuencia de esta intervención se ha detenido a siete personas -cinco en Algeciras y dos en Barcelona- de las que cinco ingresaron en prisión. Además, los agentes intervinieron 2.000 euros en efectivo y material informático por valor de 115.000 euros para recoger las inversiones en criptomonedas. Diez vehículos fueron embargados y 60 cuentas bancarias y nueve propiedades vinculadas con los arrestados fueron igualmente bloqueadas.