Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Profesionales del área de Sistemas, Comunicaciones e Infraestructuras del equipo provincial TIC de Córdoba han creado un novedoso sistema de copias de seguridad que ya está funcionando. Se trata de una herramienta muy útil que da servicio a los hospitales Reina Sofía, Infanta Margarita, Valle de Los Pedroches y al Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino y que consiste en almacenar de forma distribuida y de manera automática, toda la información sanitaria relevante de los centros, a fin de protegerla y garantizar que pueda ser recuperada.

El subdirector del equipo provincial TIC de Córdoba, José Antonio Delgado, explica que “gracias a la implantación de este nuevo sistema, los datos de salud de los pacientes de Córdoba, así como la información administrativa de los centros sanitarios, se encuentran protegidos ante posibles pérdidas por cualquier causa (desastres naturales e infecciones por virus, entre otras), aumentando la eficiencia en la recuperación de dicha información”. En esta línea, un equipo de ingenieros de sistemas puede evaluar, controlar y gestionar todas las copias de la provincia desde un mismo lugar a través de una consola centralizada, lo que permite tener una visión general y global de la provincia al completo.

Parte de las ventajas de esta solución consiste en replicar y distribuir las copias de seguridad y alojarlas en otros centros sanitarios separados geográficamente. Así, por ejemplo, las copias de seguridad del Hospital Infanta Margarita, una vez realizadas en el ámbito local, son enviadas al Hospital Reina Sofía y al Carlos Castilla del Pino, teniendo la posibilidad de recuperarlas desde tres ubicaciones diferentes y reduciendo así el riesgo de pérdida de datos ocasionadas por inundaciones o incendios, por ejemplo.

Además, se ha mejorado el procedimiento, ya que antes, cada centro realizaba su copia de seguridad en cintas magnéticas, que había que extraer manualmente. Ahora, el proceso se ha automatizado al completo, asegurando el envío inmediato a los otros centros. “Este cambio reduce el riesgo, ya que el procedimiento anterior no era 100% efectivo, puesto que este formato (cinta) no estaba exento de posibles errores en su lectura posterior”, señala José Antonio Delgado.

Por otro lado, los tiempos de copia también han mejorado (se ha reducido en un 600% el tiempo necesario para realizar las copias), ya que la grabación en cinta era mucho más lenta que el sistema actual, garantizando así que toda la información queda salvaguardada a diario. Por último, entre las ventajas también destaca la mejora de la eficacia en el consumo de espacio que ocupan los datos obteniendo ratios de 10 a 1 (las copias ahora ocupan un 10% del tamaño original).