Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Tras varios meses de mensajes en las redes sociales, Marc Márquez, pentacampeón del mundo de MotoGP, y Joaquín Sánchez, futbolista del Betis coincidieron a bordo de un autobús turístico en Madrid, y tuvieron una conversación muy amena.

El encuentro fue inesperado para Márquez, que pensaba que iba a dar una entrevista con un periodista extranjero, y fue una grata sorpresa para él, que enseguida se acercó a Joaquín para darle un amistoso abrazo.

Durante el trayecto por Madrid, los dos deportistas hablaron de sus carreras. Márquez explicó que, de niño, tuvo que elegir entre el fútbol o las motos: “mi padre me dijo, las carreras son el domingo, y los partidos también”, explicó, antes de asegurar que cree que acertó con su elección. Por su parte, Joaquín bromeó con su elección entre fútbol y tenis.

Joaquín y Marc también bromearon un poco sobre las temporadas del Real Madrid y el Atlético, al pasar por delante de las fuentes de Neptuno y Cibeles, “este año, pobres, han venido poco”, dijo Márquez “menos que nosotros por Plaza Nueva”, recordó Joaquín pensando en el Betis.

El jugador verdiblanco explicó que probablemente le quede poco a su carrera futbolística e hizo honor a su papel de showman al decir que le gustaría tener su propio programa de televisión, y el piloto se apuntó a acudir de invitado.

Finalmente, ambos hablaron de la relación con los fans, y reconocieron que -pese a que a veces es estresante- es muy agradable ver las caras de los niños cuando les conocen.