Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La delegada de Salud y Familias, María Jesús Botella, ha visitado el centro de salud Huerta de la Reina, uno de los que ya cuentan con señalización para mejorar la accesibilidad de las personas con trastorno del espectro autista. Este tipo de señalización se está implantando en los centros de salud del Distrito Córdoba y Guadalquivir.

Tal y como ha afimado la delegada, «no hace mucho tiempo el concepto de accesibilidad estaba ligado de forma casi exclusiva a la supresión de barreras arquitectónicas, mientras que en la actualidad hablamos de accesibilidad universal, un concepto mucho más amplio que recoge las necesidades de todas las personas».

La accesibilidad universal es entendida como la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos, dispositivos para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma posible. Es una característica básica del entorno construido. Es la condición que posibilita el llegar, entrar, salir y utilizar las casas, las tiendas, los teatros, parques y los lugares de trabajo.

Botella añade que «la accesibilidad permite a las personas a participar en las actividades sociales y económicas para las que se concibió el entorno construido. Esto implica, no sólo la eliminación de barreras físicas, sino también psicológicas, culturales, informativas y cognitivas. Por ello, es imprescindible adaptar los entornos a las habilidades y necesidades de estas personas, ayudando así a mejorar su autoestima, su rendimiento y su bienestar y favoreciendo su inclusión y participación en la sociedad».

Metodología

Para la implantación de estas señales, se han llevado a cabo varias reuniones con la Asociación Autismo Córdoba y para conseguir el objetivo planteado se utiliza la señalización mediante el uso de pictogramas de Arasaac, un portal aragonés que ofrece recursos y materiales gráficos para facilitar la comunicación. Se han realizado los pictogramas y las guías con el asesoramiento de la Asociación de Autismo.

Durante el año pasado se ha llevado a cabo la señalización pictográfica de todo el centro de salud y se han realizado guías de anticipación para los usuarios con Trastorno del Espectro Autista (TEA) en las que se explica qué procedimiento seguirá en diferentes servicios sanitarios (extracciones de sangre, administración de vacunas, revisión del niño sano, rayos x, realización de curas de heridas, etc.). Finalmente, se ha formado a los responsables del centro de salud sobre aspectos básicos de TEA y alteraciones sensoriales de las personas con TEA, entre otras cuestiones.

Tras un tiempo de pilotaje de la señalización y del uso de las guías de anticipación (año 2018) se ha procedido a la implantación de este tipo de señalización en los distintos centros de salud de distrito Córdoba y Guadalquivir durante el mes de marzo de este año.