Imagen: Aisoy Robotics ‏

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La idea original surgió hace casi una década. El objetivo inicial era acompañar a personas mayores, pero actualmente ayuda a niños con autismo a adquirir habilidades sociales. El pequeño robot recibe el nombre de Aisoy 1, está fabricado en España por la compañía Aisoy Robotics, una empresa emergente alicantina.

Hace cuatro años, en 2015, cambiaron muchas cosas a partir de la publicación de un estudio que aunaba en una lista los distintos modelos de robots que podían ayudar a menores con autismo. Y sí, en el trabajo, firmado por el español Jordi Albo, figura la cuarta generación del Aisoy 1, según recoge Agencia Sinc.

Poco después, dicho artículo llegó a las manos de la enfermera Lisa Armstrong, que vive junto a su hijo Juan, quien tiene autismo, en una pequeña localidad de Kansas (Estados Unidos). Tras comprobar los altos precios de los robots se decantó por el español, que adquirió en Internet por un precio de 300 dólares (265 euros).

Aunque eso sí, tuvieron que programar al robot. «El robot ha ayudado a mi hijo a moderar su reacción ante sobreestímulos y emociones que lo superan. Antes, sus rabietas podían durar horas y, ahora, con el apoyo de un programa relajante del robot, consigue tranquilizarse en cinco minutos«, detalla Armstrong.