Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La empresa cordobesa Carnes Montoro ha decidido donar todos los meses a Cruz Roja platos de carne elaborada para que la institución humanitaria los reparta posteriormente entre personas sin hogar de la ciudad.

En concreto, dicha firma –que lleva el nombre de la localidad en la que radica- hace entrega una vez al mes, desde el pasado febrero, de bandejas de carne para 45 personas, aproximadamente la cifra que el voluntariado de la Unidad de Emergencia Social (UES) de Cruz Roja viene atendiendo en sus últimas salidas.

“Son muy de agradecer gestos solidarios como este, que nos permiten aumentar y mejorar la calidad de la comida que ofrecemos habitualmente a las personas sin hogar durante los recorridos nocturnos que hacemos los martes, jueves y sábados”, explica Isabel Lozano, técnica  del proyecto de Atención a personas sin hogar de Cruz Roja.

No es esta la primera vez que una empresa cordobesa colabora con la labor que realiza la entidad con población sin techo. Hace apenas tres meses, la firma Gerencia ITAC Constructora donó sacos de dormir para más de un centenar de personas sin hogar, que la institución humanitaria incluyó en el reparto de ropa de abrigo que llevó a cabo durante los meses de más frío.

Además de ofrecer comida y bebida reparadora, atención sanitaria y apoyo humano, la UES de Cruz Roja -–que cuenta con el respaldo de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales para este proyecto- busca servir de enlace para intentar, en la medida de lo posible, integrar al colectivo de personas sin hogar en la red de asistencia normalizada, con objeto de promover de este modo su inclusión en la sociedad.

A día de hoy, son alrededor de 60 las personas que participan como voluntarias en este proyecto, que se realiza en coordinación con el resto de entidades que conforman la Red CO-HABITA de atención a personas sin hogar, de la que también forman parte Adeat, Fundación Prolibertas, Cáritas y el propio Ayuntamiento de Córdoba.