Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de nueve personas a comienzos de la presente semana por la presunta comisión de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, a las que se les acusa de traficar con marihuana, todo ello tras efectuar siete registros domiciliarios en distintos puntos del Sector Sur y en la localidad cordobesa de Puente Genil.

La operación bautizada como “Expo” por parte de los investigadores, tuvo comienzo a principios de año, cuando los agentes encargados de luchar contra el tráfico de drogas, detectaron cómo, al parecer, un clan familiar del Sector Sur, pudiese estar dedicándose al cultivo de marihuana, para posteriormente distribuirla a terceros en la capital cordobesa.

Fruto de las primeras pesquisas realizadas, los agentes fueron recabando diferentes pruebas que corroboraban la hipótesis de la investigación, observando cómo no estaban ante un punto de menudeo aislado, sino ante una trama de mayor envergadura, en la que llegaron a la determinación de la existencia de un clan, perfectamente organizado en el que cada uno de sus miembros realizaba labores específicas.

Los investigadores se han incautado de más de 23 Kg. de marihuana y más de 13.000 euros en efectivo

La investigación continuó durante estos meses, llegando a la conclusión los encargados de la misma de la existencia de, al menos, otros tres puntos de venta, siendo todos ellos controlados por este clan. Por todo ello, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción nº Uno de Córdoba, los agentes procedieron en la mañana del pasado miércoles, a la realización de siete registros domiciliarios en diferentes domicilios del Sector Sur.

Fruto de los mencionados registros se procedió a la detención de nueve  personas a las que se les acusa de la comisión de un presunto delito contra la salud pública, otro de defraudación de fluido eléctrico, ya que al parecer la luz para mantener la marihuana era obtenida de manera ilícita según técnicos de la compañía suministradora, así como pertenencia a organización criminal, desmantelando tres plantaciones de marihuana que arrojaron un peso total de más de 23 kilogramos, diversas cantidades de hachís, una pistola “tasser”, una pistola de aire comprimido, varias armas blancas así como casi 14.000 euros en efectivo.