Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un grupo de científicos del Instituto de Tecnología de Georgia ha desarrollado un nuevo método anticonceptivo: una técnica para administrar hormonas anticonceptivas a través de joyas, como pendientes, anillos o collares. Las hormonas anticonceptivas se introducen en pequeños parches que pueden colocarse en las partes de las joyas que tocan la piel, permitiendo que los medicamentos sean absorbidos por el cuerpo.

El profesor Mark Prausnitz, que ha trabajado en el estudio, ha explicado en una entrevista recogida por el diario The Mirror que «cuantas más opciones de anticonceptivos estén disponibles, más probable será que las necesidades de cada mujer puedan satisfacerse». «Debido a que ponerse joyas puede que ya sea parte de la rutina diaria de una mujer, esta técnica puede facilitar el cumplimiento del régimen de medicamentos», señala.

Si bien ya hay parches anticonceptivos disponibles, los investigadores esperan que combinarlos con joyas pueda proporcionar una forma más discreta de administrar los medicamentos. «Creemos que los parches para pendientes pueden ampliar el alcance de los parches transdérmicos para proporcionar un impacto adicional», considera el profesor.

En la práctica, los investigadores creen que los pendientes sería la joya más práctica para incorporar el parche anticonceptivo. «La ventaja de incorporar la hormona anticonceptiva en una tuerca de uso universal es que puede combinarse con muchos pendientes diferentes ya que una mujer podría comprar estas tuercas cargadas de hormonas anticonceptivas y luego usarlos con varios pendientes». añade.