Javier Collado

Dobuss

Nueve enfermeras de la unidad de labor y parto del Maine Medical Center en Portland, Estados Unidos, están simultáneamente embarazadas, estado que esperan llevar a término entre los meses de abril y julio con el nacimiento de sus bebés.

Así lo dio a conocer el propio hospital en una publicación de Facebook que presenta orgulloso la fotografía de ocho de las nueve enfermeras embarazadas. Cada una, enfundada en su uniforme, muestra su vientre que acompañan con un letrero que describe sus fechas de nacimiento.

“Siento que cada dos días íbamos al trabajo y era como, ‘otra persona está embarazada’”, dijo Amanda Spear, una enfermera registrada de este peculiar grupo de futuras mamás. Aunque no todas son primerizas. Samantha Giglio, quien está embarazada de su segundo hijo, le dijo al News Center Maine que “Cada vez era más emocionante ver quién más estaba embarazada”. “Es reconfortante saber que nos cuidaremos mutuamente”, agregó.

“Es muy agradable venir a trabajar y ver a otras personas que están igual de embarazadas, ver cómo crecen nuestros estómagos y hablar sobre esta experiencia que estamos pasando juntas”, dijo la enfermera Amanda Spear a WMTW, una cadena de televisión local.

Las enfermeras planean estar allí para el nacimiento de cada uno de sus bebés y es que su trabajo consiste en apoyar las necesidades de una futura madre, especialmente si esa madre es una colega y más si comparten al mismo tiempo el embarazo.

De acuerdo al hospital, hay 80 enfermeras registradas que trabajan en la unidad de parto, por lo que ya cuenta con un plan de cobertura de turnos para cuando ellas se tomen los permisos de maternidad. “¡No te preocupes!” escribió el hospital en una respuesta a uno de los cientos de comentarios en la publicación, “Tenemos un plan”.

Cabe destacar que la mujer que sostiene dos carteles con fechas de nacimiento no espera gemelos, ella sostiene el cartel de fecha de nacimiento de la enfermera ausente en la fotografía. Es realmente impresionante que, con la diferencia de horarios por sus turnos, ocho de ellas pudieron tomarse la fotografía.