Javier Collado

Dobuss

Un grupo de alpinistas del Summit Club escalaban la montaña Baruntse del Himalaya, en Nepal, cuando en el camino se encontraron con una perra. Baru, que es callejera, se unió a la aventura de los hombres y se convirtió en la primera en conquistar la cordillera más alta del mundo, ubicada en Asia.

Si bien la expedición se realizó en noviembre de 2018, recién ahora el alpinista Don Wargowsky publicó las fotos en su perfil de Facebook y dio a conocer la historia: «Nunca habían visto nada parecido. Dijeron que era una perra especial, que trajo suerte a la expedición. Algunos incluso pensaron que estaba bendecida».

Sus habilidades y destrezas para el alpinismo hicieron que el grupo del Summit Club se encariñaran aún más con Mera, ya que podía cubrir en dos horas la distancia que normalmente les llevaría siete horas en completar.

“Nunca habían visto nada parecido. Dijeron que era una perra especial, que trajo suerte a la expedición. Algunos incluso pensaron que estaba bendecida”, confesó Wargowsky para una entrevista.  Después de la expedición, Mera, fue adoptada por el administrador del campamento base de la expedición, Kaji Sherpa, quien la renombró como Baru y ahora se encuentra mejor alimentada y más feliz.