Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Cristina Inés Gil, una superviviente del cáncer conocida por sacar más de una sonrisa al día a sus más de 61.000 seguidores de instagram a través de su cuenta @mamasevaalaguerra.

«El cáncer abre la puerta sin llamar, se sienta, se sirve una copa y se pone cómodo y a este invitado sólo se le echa a base de ganas y de creer que cuando le dé el último trago a su copa, tú habrás reunido más fuerzas que él», con mensajes como este transmite positivismo y ganas de vivir, a pesar de haber perdido a una de sus hijas pequeñas como consecuencia de la misma enfermedad.

Ambas estuvieron juntas luchando contra el cáncer algunos meses, pero sólo Cristina pudo con él y este hecho le ha enseñado a vivir la vida como si cada día fuese el último. Un aprendizaje que ahora regala al mundo a través de las redes sociales y de su nuevo libro ‘Felicidad… Cargando’.

Tras 28 sesiones de quimioterapia y otras 28 de radioterapia y «después de dejarse la piel en ese quirófano», consiguió vencer al cáncer. Fue precisamente en una de esas sesiones cuando quiso contar al mundo lo que era su mundo. «Yo me sentí muy perdida. Cuando con 27 años me pasó todo esto busqué a alguien que me orientara, alguien que hubiera pasado por lo mismo…». No tuvo suerte y hubo que improvisar sobre la marcha.