Imagen: Unidad Militar de Emergencias

Supermercados Piedra

Dobuss

Noche en vela, pero más tranquila, en Rianxo, A Coruña. Los efectivos dan por controlado, pero no extinguido, el incendio forestal que ha arrasado al menos 850 hectáreas. Según la Xunta de Galicia es bastante probable que el fuego lo originara una chispa de un cable de alta tensión.

Es el primer gran incendio en Galicia desde 2017.  Las llamas ya han devorado al menos 850 hectáreas en Rianxo y aunque, de momento, los bomberos han conseguido controlar el fuego, las fuertes rachas de viento amenazan con reavivar este infierno.
Todo indica que el fuego comenzó por una chispa de un cable de alta tensión. La falta de lluvia hizo que el incendio se propagara con rapidez. Los efectivos han luchado día y noche contra las llamas y la alerta sigue activa porque el fuego ha amenazado de cerca a las viviendas
Un centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias mantiene la guardia en Rianxo. En lo que va de año, se han quemado más hectáreas gallegas que en todo 2018.