Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

El embarazo, el parto y el posparto suponen una revolución no solo para la mente, sino también para el cuerpo. Y no son pocas las mujeres que, tras dar a luz, y más allá de la felicidad que están viviendo, aseguran que son incapaces de sentirse orgullosas de sus nuevos cuerpos.

Convencer a las madres de que acepten los cambios físicos que han vivido tras el parto y vuelvan a verse atractivas es el objetivo que persigue el grupo británico Mothercare con la campaña de fotografías que ha lanzado en Londres bajo el lema #BodyProudMums.

La firma ha hecho públicas diez imágenes de mujeres que fueron fotografiadas días después de dar a luz. La idea no solo es invitarlas a que se sientan orgullosas de su nuevo cuerpo y muestren al mundo la belleza da haber dado la vida a un ser humano sin pudor, sino también es mostrar una imagen real de lo que sucede en el cuerpo de la mujer para que la sociedad sea consciente de que las recuperaciones milagrosas o espectaculares de la figura después de dar a luz no son la norma, sino la excepción.

En esta campaña aparecen madres con vientres aún hinchados, con estrías y con el abdomen flácido. En definitiva, imágenes de mujeres reales. La fotógrafa que firma la campaña, Sophie Mayanne, es una de las profesionales que se comprometió hace casi dos años a no manipular digitalmente la piel en su trabajo. Aunque la campaña publicitaria ha llamado especialmente la atención, lo cierto es que la publicación de fotografías de cuerpos posparto reales es tendencia desde hace tiempo en la red social Instagram.

Una de las cuentas más activa en este sentido es @takebackpostpartum en la que se recopilan tanto fotografías como historias de nuevas madres que se muestran orgullosas de sus nuevos cuerpos tras haber dado a luz.