Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva, ha asistido a la inauguración de la exposición temporal AQXA-MA’AN-AGUA. EL AGUA EN CÓRDOBA, organizada por la empresa Municipal de Aguas de Córdoba (EMACSA).

La Junta de Andalucía colabora con el préstamo temporal de 73 piezas de los fondos del Museo Arqueológico de Córdoba, de un total de 93 piezas que componen esta exposición. 65 pertenecen a su colección estable y 8 a la colección Junta de Andalucía. El resto de piezas son propiedad de EMACSA. Entre ellas destacan brocales de pozo de época romana y andalusí, una ninfa de fuente, unas fuentes romanas, de mármol y  de bronce,  tuberías de plomo y cerámica ,  distribuidores de agua,  fuentes  islámicas de marmol y  diferentes  recipientes de épocas romana y andalusí.

Como ha explicado la delegada,  el Museo Arqueológico “cuenta con una de las mas extensas e importantes colecciones en su materia de todo Europa y participa activamente en la difusión del patrimonio arqueológico cordobés, mediante numerosas exposiciones nacionales e internacionales con el préstamo temporal de sus piezas como las que participan en esta exposición  sobre la gestión del agua en Córdoba desde época romana hasta nuestros días para celebrar el cincuentenario de la creación de la empresa Municipal de Aguas de Córdoba”.

A través de las piezas del Museo Arqueológico,  se visualiza el modo en que a lo largo de la historia se ha cubierto la gestión del agua en una ciudad histórica y en qué medida la técnica y la ingeniería han aportado una imprescindible ayuda para ello mediante soluciones muy parecidas en todos los periodos históricos abordados.

El ciclo del agua se desarrolla en cuatro momentos: abastecimiento, distribución, uso o consumo y eliminación de aguas residuales. El objetivo de la exposición es mostrar cómo se usa el agua en Córdoba en sus 2.000 años de historia y cuál es la cultura material asociada a estos procesos.

El discurso abarca la totalidad de la historia de Córdoba. Se estructura en cuatro grandes periodos: la Córdoba romana,  la Córdoba islámica y  los siglos bajomedievales, tras la conquista cristiana de la ciudad en 1236, y la época moderna, siglos XVI-XVIII, con un último periodo que abarcaría los dos últimos siglos y especialmente los últimos 50 años, desde la creación de la empresa pública de aguas. Las colecciones del Museo Arqueológico ilustran los tres primeros momentos, mientras que el último se cubre con las piezas industriales que custodia la propia EMACSA.