Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. PACMA ha presentado a Javier Luna como cabeza de lista al Congreso y Ana María Cuevas al Senado por la provincia de Córdoba

En la provincia de Córdoba, Javier Luna es seguido en este orden por Sara Romero, Alfredo Rodríguez,  María Estelle Cabanes, Ricardo González y Luna Barrero.

Ana María Cuevas, cabeza de lista al Senado, es seguida por Manuel de Toro y Ana Isabel Rubio.

Desde PACMA afrontan los próximos comicios «con el convencimiento de que serán históricos para quienes defienden a los animales». «Tras los próximos comicios electorales, la defensa de los animales y la lucha contra el cambio climático tendrán unos firmes defensores en las instituciones; y la ciudadanía podrá confiar en que PACMA traerá un soplo de aire fresco, de empatía y honradez para solucionar los verdaderos problemas sociales. PACMA es la vanguardia de una ReEvolución social que progresa con paso firme hacia el futuro», afirman desde la formación política.

«El crecimiento sin techo y continuado de PACMA en cada proceso electoral –tanto en número de votantes, como de simpatizantes o personas afiliadas– no tiene precedentes en la política española. Buscan un país alejado de todo tipo de violencia, ya sea física, económica o social; y sin distinción de género, origen, orientación sexual, especie o convicciones. Desde el fin de la caza o la tauromaquia, la lucha contra el Cambio Climático, la sanidad universal y una educación gratuita de calidad, la lucha contra la violencia machista o el acceso a la vivienda para jóvenes y personas vulnerables».

PACMA afirma que «sus candidatas y candidatos son personas movidas por el impulso de luchar por una sociedad mejor. No están ahí tras hacer una larga carrera dentro de la estructura de un partido. En la mayoría de los casos formaron parte de asociaciones animalistas y/o sociales y, llegado el momento, vieron necesario unirse a la revolución animalista en el único partido dispuesto a para poner fin de raíz a los problemas que más les preocupan. Sin recompensas personales y entregando su tiempo y dedicación. No buscan un sillón. Ni un sueldo político. Solo quieren que España evolucione y se convierta en un lugar mejor para los animales y las personas».