Javier Collado

Dobuss

CBN. Donte Palmer, un padre de 31 años residente en San Agustín, Florida, EE.UU., tenía su propia técnica: se ponía de cuclillas en el suelo de un baño público, colocaba a su niño sobre su regazo y le cambiaba el pañal sucio.

A través de la cuenta de Instagram ‘Three Boys One Goal’, inició una campaña bajo el hashtag #Squatforchange después de su imagen cambiando el pañal de su hijo se volviera viral. «¿Qué pasa con el hecho de no tener mesas para cambiar los pañales en el baño de los hombres como si no existiéramos?», escribió en la publicación.

«Claramente lo hacemos a menudo porque mira lo cómodo que está mi hijo. ¡Es rutina para él! ¡Vamos a solucionar este problema!». Donte sube en su perfil cientos de padres que le envían sus fotos haciendo malabares para cambiar a sus hijos.

Meses después, una senadora ha presentado un proyecto de ley relacionado con el Código de Construcción de Florida para que se incluyan mesas para cambiar a los bebés en los edificios de nueva construcción o que se realicen renovaciones sustanciales en ellos.