Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Mercadona amplía su negocio con la venta de comida preparada en su tienda de Burjassot (Valencia), donde, desde hace pocos días, ofrece hasta 40 platos listos para comer. La cadena de supermercados incorpora una nueva sección, ‘Listo para comer’, que prevén incorporar al resto de tiendas a lo largo de 2019.

Los clientes de Mercadona «estaban pidiendo comidas con productos frescos, recién cocinadas y caseras con las que satisfacer a esas personas que en un momento determinado no les apetece cocinar», explican desde la empresa. A partir de esta idea surge ‘Listo para comer’ que tiene como objetivo «gran calidad, buen servicio y mínimo precio».

Entre los platos que han comenzado a comercializar se puede encontrar paella, fideuá, pollo asado, alitas de pollo, asados artesanos, patatas fritas, croquetas de jamón o de cocido, albóndigas de bacalao o tortilla de patatas, entre otras. También pueden fabricar su propio plato de pasta, preparar su propia ensalada o hacerse una pizza. En total, 40 platos diferentes.

El precio de un plato de comida casero en este establecimiento de Mercadona se sitúa en 3,5 euros.

La empresa valenciana ha invertido un millón de euros «en formación, maquinaria e instalaciones», el proyecto colabora con 80 proveedores, 9 personas, promocionadas internamente, conforman el equipo responsable y 800 clientes han participado en las pruebas previas.