Javier Collado

Dobuss

CBN. Ha ocurrido en Londres. Un trabajador de la limpieza de autobuses encontró  300,000 libras en efectivo – equivalentes a unos 350.000 euros- y decidió entregarlo a la policía en lugar de quedarse con el dinero, lo que posiblemente le podría haber ayudado en su jubilación.

El trabajador, contratado por la empresa Cordant Cleaning, encontró el dinero en un sobre marrón después de que a algún pasajero se le cayera y lo perdiera, según informa el diario Mirror.

El hombre, cuya identidad no se ha revelado, sacrificó la perspectiva de un mejor futuro  y, en lugar de quedárselo optó por devolverlo.

No obstante, la Policía Británica deberá confirmar, si es requerida esa gran cantidad de dinero, la veracidad del reclamante y la legalidad del dinero.