Javier Collado

Dobuss

El piloto de MotoGP, Aleix Espargaró, ha publicado en su Instagram un texto en el que cuenta la historia de su hija Mia. La pequeña, nació hace ocho meses, junto a su hermano Max, y le detectaron una anomalía en el corazón. Al poco tiempo le realizaron una operación y, según cuenta el piloto, la familia pasó cinco semanas ingresados en el hospital hasta que recibió el alta médica a la espera de la operación definitiva.

«Hace 2 semanas le realizaron la delicadísima operación correctiva definitiva del corazón y después de 10 días en la UCI ya está bien, a tope para comerse el mundo. Tan pequeñita y menuda lección de fuerza y valentía que nos ha dado. Os cuento esto porque Laura y yo estamos súper agradecidos con el departamento de neonatología de Quirón Dexeus y sus cardiólogos, y queríamos agradecérselo públicamente ante todo el mundo», continuó.

«Nunca hubiéramos imaginado un nivel tan alto de profesionalidad y cariño. Hemos pasado muchísimos días y noches aquí, y siempre nos hemos sentido como en casa. Os queremos, ¡GRACIAS! #SuperMia», concluyó ante un aluvión de mensajes que se solidarizaban con la tensión y los nervios de una espera que se ha hecho eterna. Aleix ha ido contestando uno a uno a todos los comentarios de sus seguidores.