Javier Collado

Dobuss

El Velódromo de Galapagar (Madrid) ha vuelto a ser un año más la sede de un Campeonato de España de ciclismo adaptado en pista en el que los mejores especialistas nacionales han vuelto a poner de relieve el gran nivel que poseen, justo antes de la cita más importante del año, la que tendrá lugar en Apeldoorn (Holanda) del 14 al 17 de marzo, el Mundial.

Y el cordobés de La Rambla, Alfonso Cabello, actual campeón del mundo, en el kilómetro de la clase C5, un año más,  no dio opción a sus rivales, logrando la Medalla de Oro mostrando un excelente estado de forma de cara a revalidar su maillot arcoíris en Alpeldoorn.

“He tenido muy buenas sensaciones en el Campeonato de España; llegaba con una intensidad de trabajo bastante alta y esto simplemente me ratifica en la buena condición en la que llego de cara al Mundial. Espero revalidar mi título de campeón del mundo”, relava ambicioso Alfonso Cabello, que buscará su quinto título mundial.

En el resto de categorías:

Ricardo Ten, como ya sucediera el año pasado, ha vuelto a dominar en la Clase C1, logrando el oro en las pruebas de persecución (4:07.249) y el kilómetro (1:19.980). El valenciano, no obstante, ha tenido un duro rival en una leyenda como Juanjo Méndez, que ha logrado su mejor marca de siempre en el velódromo madrileño en la prueba de persecución y que además se ha impuesto a Ten en el scratch, colgándose el oro. Ten se mostraba feliz y con ganas de que llegue la cita mundialista: “Muy contento por cómo ha ido el campeonato. Ahora queda la recta final de cara al Mundial; diez días para prepararlo en Anadia (Portugal); vamos con muy buenas sensaciones y ganas de hacer un buen papel”.

Del mismo modo, en la Clase C2, Maurice Eckhard ha impuesto su superioridad ganando en las pruebas de persecución (4:06.435), el kilómetro y scratch. La plata en la persecución sería para el catalán Xavier Caballoll, y el bronce para el madrileño Raul Vallinot que quedarían en las mismas posiciones tanto en el kilómetro como en el scratch.

Otro de los que volvió a imponer se ley en la Clase C3 fue Eduardo Santas, que defendió con éxito sus oros del anterior Campeonato de España en Persecución, Kilómetro. El scratch de la Clase C3 sin embargo sería dominado por Jaume Morales, que se alzaría con el oro.

La categoría C4, una de las que presuponía como más abiertas, dejó un gran espectáculo, con victoria para Israel González en la persecución, escoltado en el podio por Jorge Orejón y José Manuel Dosdad. En el kilómetro lograría imponerse Óscar Higuera, mientras que el scratch sería dominado también por González, haciéndose con un botín de dos oros.

En C5 persecución la final se antojaba muy disputada, con victoria para José Luis Agapito por delante de José Luis Jiménez y del extremeño Rubén Tanco.  El oro en scratch sería para el extremeño Rubén Tanco, bronce en la persecución y el kilómetro.