Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

La familia de Ángeles Zurera solo pide que su desaparición no caiga en el olvido 11 años después. Por ello, en su pueblo, Aguilar de la Frontera los escaparates lucen unos lazos verdes para recordarla. Además algunos comercios han decidido cerrar sus puertas para llamar la atención sobre este caso.

Angelines, como la conocen sus amigos y familiares, desapareció en 2008 sin dejar rastro. Solo se sabe que recibió una llamada de su expareja de madrugada. Aunque judicialmente el caso está archivado, la Guardia Civil no cesa en su búsqueda y para ellos, no está cerrado.