Javier Collado

Dobuss

CBN. Ramón y Alvaro, dos policías nacionales malagueños, lograron salvar la vida de Mario, un hombre de 38 años, que se seccionó la arteria cubital en un accidente y que podría haberse desangrado si no hubiera tenido la fortuna de encontrarse con estos dos ángeles de la guarda fuera de servicio en ese momento.
Ocurrió en el Mercado del Carmen de la capital malagueña, donde Alvaro se encontraba comiendo con la familia para despedir a un hermano, mientras que Ramón llegó sobre las 17 horas.

Nada más llegar el segundo, escucharon un gran estruendo tras ellos así como gritos entre las personas que se encontraban en ese instante en el Mercado.

Ramón y Alvaro Policías | Migue Fernández – Diario Sur

Al acudir al lugar del suceso encontraron a Mario, con un gran corte en el brazo, después de haber intentado mover una nevera de acero, que le cayó en el citado brazo, ocasionándole casi una sección completa del mismo. El corte le había seccionado la arteria cubital, venas y tendones, lo que dio lugar a una hemorragia muy intensa.

A partir de ese momento, la decisión de los policías fue llamar al 091 y a los servicios sanitarios a la vez que hacerle rápidamente un torniquete en el brazo con el cinturón que llevaba puesto.

La providencial maniobra la aprendió Ramón en un video en Facebook, según informa Diario Sur, en la que un militar americano ofrecía una solución de emergencia ante una situación límite como esa.

El torniquete fue determinante para contener la hemorragia hasta que llegó la ambulancia y se llevó a Mario.

Providencial intervención de estos dos policías malagueños, clave para que Mario pueda seguir vivo.