Javier Collado

Dobuss

CBN. La española Ona Carbonell ha logrado medalla de plata en Solo Técnico de natación sincronizada en su debut tras un año sin competición.

Llevaba desde Budapest 2017 sin saborear lo que es la alta competición. Necesitaba un descanso consensuado con la Dirección Técnica y esta temporada -lleva ya unos meses entrenando- acaba de debutar en competición internacional. Y Ona Carbonell lo ha hecho a lo grande, en el arranque del FINA Word Series en París, con la medalla de plata en la final de Solo Técnico. La española obtuvo 90.4893 puntos y fue la mejor en los paneles de impresión y ejecución artística.

Aunque aún falta tiempo y recorrido para alcanzar su mejor momento, Ona ha demostrado que no ha perdido un ápice de calidad artística que le ha llevado a subirse a los podios internacionales en los últimos años.

La seleccionadora Mayu Fujiki nos comentó tras la primera competencia en la ciudad de la luz que «Ona ha realizado un calentamiento tranquilo y controlado antes de su debut después de una temporada de descanso y recuperación. Ha sorprendido a los jueces por competir como si no se hubiera ido. En impresión artística y ejecución ha tenido las mejores notas de la competición». E

n cuanto a retos futuros, «el objetivo es seguir entrenando los elementos y alcanzar mayor consistencia para las competiciones venideras».