Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El consejero Salud y Familias de la Junta de Andalucía, el cordobés Jesús Aguirre, ha manifestado este viernes que “la humanización de la gestión y de la Atención Primaria” es uno de los ejes de las medidas que está impulsando el Gobierno andaluz y con en este objetivo “pondremos todos nuestros esfuerzos”. Para el componente del Ejecutivo autonómico es “una prioridad inaplazable que se garantice la atención médica básica en todos los pueblos y en todos los barrios de Córdoba y de Andalucía, todo ello en unas condiciones dignas para los profesionales y los pacientes, de forma que se reduzcan los tiempos de espera al más breve plazo técnico posible”.

“La Atención  Primaria ha de ser el eje del sistema, porque toda las actuaciones del Sistema de Salud se dirigen a garantizar la salud del paciente y, por ello, el paciente es la piedra angular de nuestro Sistema”, ha recalcado Jesús Aguirre durante una visita al Centro de Salud y Centro de Alta Resolución de Especialidades (CARE) Carlos Castilla del Pino de Córdoba, adscrito al Hospital Universitario Reina Sofía y situado en Arroyo del Moro; junto a estas instalaciones sanitarias se encuentra la sede del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, que dirige la Atención Primaria en Córdoba capital y en muchos municipios de la provincia, desde Villa del Río hasta Palma del Río”.

“Este tipo de centros, los CARE, y los Centros de Atención Primaria son unos de nuestros pilares de la gestión asistencial que vamos a impulsar”, ha señalado el consejero, que en su visita por las instalaciones que llevan el nombre del psiquiatra cordobés fallecido en 2009 ha estado acompañado por el director del Distrito Córdoba-Guadalquivir, Jesús Serrano Merino, y por la directora del Hospital Universitario Reina Sofía, Valle García. Junto al consejero han estado también el director general de Asistencia Sanitaria y Primaria de la Consejería de Salud y Familias, Diego Vargas; la presidenta de la comisión de Sanidad del Parlamento Andaluz, Isabel Albás; y la portavoz de Sanidad del PP en el Parlamento Andaluz, Beatriz Jurado.

“Hoy la Atención Primaria vive sus peores momentos, con continuos recortes, exceso de tarjetas sanitarias por profesional sanitario y escasez de tiempo por parte de los profesionales, imposibilidad para hacer planes de medicina preventiva, programas sanitarios de prevención, formación e investigación, así como una correcta atención domiciliaria”, ha lamentado el titular de Salud y Familias. “Hay que ampliar la red de centros y mejorar las infraestructuras y equipamientos mediante un nuevo plan como el que ha puesto en marcha la Consejería, y que está basado por primera vez en informes de eficiencia sanitarios”, ha señalado.

Un distrito pionero

El Distrito Córdoba-Guadalquivir ha sido el único de Andalucía en acreditar el cien por cien de sus unidades de gestión clínica. En la actualidad cuenta con 19 Unidades de Gestión Clínicas acreditadas, cuatro de ellas interniveles, una a nivel provincial UGC Maxilofacial y Odontología y tres en proceso de autoevaluación para la acreditación inicial.

El Distrito dispone con 82 profesionales sanitarios acreditados (45 en nivel avanzado, 29 en nivel experto y 8 en nivel excelente) y 173 en proceso de preparación o autoevaluación. Los profesionales acreditados en las distintas categorías son: dentistas (1), enfermería de Atención Primaria (24), enfermería de Urgencias y Atención Extrahospitalaria (7), enfermería de Práctica Avanzada en Gestión de Casos (13), Farmacia de Atención Primaria (1), fisioterapeutas (1), médicos de Familia en Atención Primaria (21), médicos de Urgencias y Atención Extrahospitalaria (7) y médicos en Pediatría de Atención Primaria (7).

“La labor esencial” del 061

De otro lado, el consejero Jesús Aguirre ha indicado que los dispositivos del 061 constituyen “una pieza fundamental en la atención de emergencias”, al tiempo que se ha referido al plan de impulso de este servicio, “para el que la Junta trabaja en un proyecto de modernización que implica su integración a nivel europeo”. Para el titular de salud y Familias: “El 061 ni se toca ni se va a tocar. Es una de las joyas de la corona, un servicio esencial cuya estructura orgánica se va a mejorar por lo que la polémica con este tema es absurda”.

Una de las decisiones que desarrolla la Consejería de Salud y Familias es, tal y como ha detallado Aguirre, “la integración completa del servicio del 061, cuyo futuro no está sujeto a cambios o juegos políticos”, de forma que si hasta el momento, el 061 dependía de la Consejería y funcionalmente del SAS, ahora hay proyectada una integración de los dispositivos de emergencias bajo una misma dirección, aunque cada servicio tenga una jefatura independiente.