Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. El Consejo de Administración de Adif Alta Velocidad ha adjudicado, por importe de 36.505.617,3 euros (IVA incluido), el suministro y transporte de desvíos para la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Sevilla a su paso por las provincias de Toledo, Ciudad Real, Córdoba y Sevilla. Esta actuación tiene por objeto garantizar el óptimo funcionamiento de las instalaciones. El contrato ha sido adjudicado a la empresa Talleres Alegría.

Los desvíos son elementos fundamentales en la infraestructura ferroviaria, ya que permiten bifurcar una vía en otras dos y son necesarios para el correcto encaminamiento de los trenes a lo largo del trazado férreo. En este caso, los nuevos desvíos, que presentan mayores prestaciones que los instalados actualmente, se utilizarán en el marco de las tareas habituales de mantenimiento de la LAV.

El contrato incluye la fabricación de desvíos y escapes (aparatos de vía que comunican dos vías, generalmente paralelas, mediante desvíos) y otros dispositivos complementarios, además del premontaje y comprobación en taller; su transporte a la zona de acopio, el premontaje en las bases de mantenimiento y la asistencia técnica durante las fases de traslado, colocación en vía, nivelación, alineación y ajuste final.

Está previsto que los nuevos desvíos se instalen en Los Gavilanes, Mora y Urda, en la provincia de Toledo (6 escapes y 8 desvíos en total); en Malagón y Calatrava, en la provincia de Ciudad Real (4 escapes y 3 desvíos); en Conquista, Villanueva de Córdoba, Adamuz y Hornachuelos, en la provincia de Córdoba (8 escapes y 10 desvíos); y en Guadajoz, provincia de Sevilla (2 escapes y 2 desvíos).

 Fondos europeos

Esta actuación va a ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del P.O. Plurirregional de España 2014-2020, Objetivo Temático 7: Transporte sostenible.