Javier Collado

Dobuss

Casi el 100% de los residuos que hay en los océanos son plásticos y muchos se acumulan en las playas donde son casi imperceptibles porque se convierten en pequeñas partículas.

Por ello, un grupo de voluntarios ha organizado una recogida en la playa más contaminada de Canarias, la de Poris, al sur de Tenerife. Han traído de casa utensilios, como un colador o pequeñas redes, para separar los microplásticos de la arena y en apenas.

La playa de Poris, en el sur de Tenerife, es la más contaminada de Canarias porque las corrientes marinas arrastran basura procedente del norte de Europa y de todo el mundo hasta ella. Este domingo esperan recoger con esta actividad más de 100 kilos de estas pequeñas partículas que llevan años contaminando los mares.