Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Gran partido el que se vivió en el día de ayer sábado en El Pandero, de Palma del Río. Golpe sobre la mesa del conjunto local ante un rival que se vio superado en todo momento.

El ARS necesitaba, y de qué manera, recuperar la confianza en sí mismo tras unas jornadas en las que las cosas no salían. Hay que tener en cuenta, la plantilla tan corta con la que cuenta Víctor Montesinos. Es por ello, que el mérito es aún mayor cuando presenciamos encuentros así.

En cuanto a la faceta goleadora, sin duda hay que destacar un nombre propio: Jesús Morales, con nada menos que 13 tantos. Una bestialidad este jugador que se encuentra en este momento como máximo artificiero de esta categoría. A pesar de ello, tampoco hay que olvidar el trabajo de todos sus compañeros. Excepto Edwin Brito, todos los jugadores de campo que han tenido minutos, han anotado. Eso muestra el gran acierto de cara a portería y lo motivados que encaraban un partido de los que gusta muchísimo jugar.

En los primeros minutos, el ARS se puso por delante en el marcador, y ya nadie lo iba a bajar de ahí. El equipo visitante intentaba no despegarse demasiado, conocedor del empuje de la afición local a los suyos, pero el juego de los palmeños hacía que se incrementara la ventaja, llegando al descanso con un 14-11.

En la segunda parte, la cosa mejoraba cada vez más para alegría de la hinchada que disfrutaba viendo a su equipo. A los chicos de Víctor Montesinos les salía todo, porque tanto en defensa, como en ataque, se mostraban sólidos y efectivos. Gran partido también de Ignasi, haciendo fantásticas paradas incluso dobles. El Zamora ya bajó los brazos ante tal empuje y no le quedó más remedio que reconocer el dominio del ARS y felicitarlo por el partidazo que se habían marcado (32-22).

Sin duda, una inyección de moral para los cordobeses que ya están un pasito más cerca del objetivo. La próxima semana también será un partido muy duro pero oye, ¿quién es capaz de frenar a estos chicos?