Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Un equipo de cirujanos cardíacos de la Clínica Universidad de Navarra ha implantado, por primera vez en España, en dos pacientes con insuficiencia coronaria un nuevo ‘stent’ que evita las posibles complicaciones postquirúrgicas de los bypass (puentes) venosos.

Esta prótesis externa, fabricada en cromo-cobalto, protege de la sobre distensión los injertos venosos (vena safena) con los que se reconectan las arterias coronarias obstruidas. El dispositivo, desarrollado por la compañía israelí Graphic Solutions, impide los posibles eventos adversos que pueden sufrir los injertos venosos al sustituir los tramos arteriales obstruidos.

Entre otras complicaciones, figuran su dilatación, la alteración de la superficie interna (íntima) y, como consecuencia, los posibles episodios trombóticos. Se estima que estos efectos pueden ocurrir en más de un 40% de los casos, ha informado la Clínica Universidad de Navarra en un comunicado.

Hasta la fecha, el equipo de la clínica, liderado por el director de Cirugía Cardiaca, el doctor Gregorio Rábago, junto con los doctores Rebeca Manrique y Facundo Machado, ha intervenido con estos dispositivos a dos pacientes «con muy buenos resultados y una excelente evolución», ha destacado el especialista.