Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. Los conceptos básicos de la agricultura ecológica, el diseño y gestión de los huertos urbanos, el control de hierbas y plagas o las semillas ecológicas han sido algunos de los argumentos tratados en el curso de agricultura ecológica que se ha venido impartiendo en los últimos meses a una quincena de personas, la mayoría adjudicatarios de los huertos sociales ecológicos.

En la tarde del pasado miércoles, en las mismas parcelas de los huertos, tenía lugar la clausura del curso, haciendo entrega la concejala de Medio Ambiente, Loli Franco, de un diploma de asistencia a los inscritos, señalando que, con esta actividad, “se había concienciado a los usuarios de los huertos del buen uso de la tierra y de cómo los cultivos ecológicos influyen en la salud y en el medio ambiente”, cumpliéndose así uno de los objetivos de Egemasa “la concienciación ciudadana sobre la importancia del entorno natural y su conservación”.

El proyecto Huertos Sociales Ecológicos, que cuenta con un total de 6.000 metros distribuidos en 42 parcelas, tiene como principal objetivo que las personas mayores, desempleadas y familias con necesidades, obtengan una producción para autoconsumo basada en la utilización de técnicas respetuosas con el medio ambiente.