Javier Collado

Dobuss

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un empleado de una empresa de Amazon por sustraer presuntamente productos por valor de 300.000 creando una red con colaboradores externos que hacían pedidos de escaso valor y recibían productos de alta gama, según ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación se inició a finales del año pasado cuando el departamento de seguridad de la empresa detectó en la zona de distribución cinco paquetes cuyos pesos de salida del centro no coincidían con los de entrada, descubriendo que en su interior, en vez de encontrarse el objeto adquirido por el cliente había móviles y relojes electrónicos de alta gama.

Los agentes descubrieron que el empleado, con acceso a los inventarios y a los productos, había creado un complejo entramado para cometer los robos, para ello contaba con colaboradores ajenos a la empresa.