Imagen: Partido LMS

Dobuss

Darij Krajcic, un diputado esloveno del partido LMS que sustenta el Gobierno de aquel país, ha dimitido tras admitir que se llevó un bocadillo sin pagar. Aunque ha intentado argumentar que se trató de un “experimento social”, el revuelo ha sido tal que se ha visto obligado a renunciar a su cargo.

Darij Krajcic, diputado esloveno, durante un debate parlamentario en la Comisión de Agricultura retransmitido en directo, dijo que había robado un bocadillo. “Esperé para pagar durante más de tres minutos, pero los empleados conversaban y nadie prestaba atención. Por eso salí sin pagar. Nadie vino a por mí, no hubo alarmas, aunque había cámaras de vigilancia”, dijo.
El revuelo fue tal que el diputado del partido gubernamental LMS se ha visto obligado a dimitir aunque ha intentado convencer argumentando que todo se debió a un «experimento social» y que volvió más tarde a pagar y se disculpó.
El jefe de su grupo parlamentario, Brane Golubovic, aseguró que lo que había hecho Krajcic  era «inaceptable» y que por eso había renunciado a su puesto, según informa el diario Delo.
Krajcic fue miembro de la Comisión de Infraestructura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Comisión de Agricultura, Silvicultura y Alimentación y fue Presidente de la Comisión de Asuntos de la Unión Europea. En el pasado fue director general en el Ministerio de Medio Ambiente y Planificación Espacial, director del Instituto para la Conservación de la Naturaleza y profesor asistente en la Universidad de Ljubljana.