Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

La Guardia Civil ha desmantelado una organización dedicada a facilitar armas de fuego a los narcotraficantes que actúan en el Campo de Gibraltar. La operación Navero-Sherry se ha saldado con 10 personas detenidas y otras dos investigadas en las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Madrid y Valencia. Se les considera autores de los delitos de tráfico de armas, contrabando, depósito de armas de guerra, tenencia ilícita de armas, tráfico y depósito de municiones, robo con fuerza, recepción y tráfico de drogas.

Los miembros de la organización contaban con  dos talleres clandestinos en los que se han hallado 20 armas de fuego, 12.413 cartuchos de diferentes calibres, 118 silenciadores, 31.520 euros y dos vehículos con los que  introducían las armas en nuestro país.

La operación se inició a raíz de la investigación abierta por la Jefatura de Información para averiguar el origen de dos escopetas tácticas. Estas armas fueron intervenidas junto con 2.000 kilos de hachís a una de las organizaciones de narcotráfico que operaba en el Campo de Gibraltar.