Bandera de Andalucía.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Ante el anuncio de la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril por parte del presidente del Gobierno del Estado central, desde Iniciativa del Pueblo Andaluz, la formación política fundada en 2016 de carácter federalista, ecoandalucista y feminista, «hacemos público con carácter de urgencia un llamamiento a todas las organizaciones progresistas de ámbito andaLuz».

«El objetivo fundamental es constituir una candidatura andaluza de unidad para que nuestra tierra tenga voz propia en el próximo Congreso», afirman desde la formación política.

«Desde el inicio de la democracia el Congreso funciona en la práctica como cámara de representación territorial y por eso muchos votantes han optado, en autonomías con una fuerte conciencia propia, por tener voz ganando en visibilidad y relevancia. De hecho, los territorios con grupos o incluso personas diputadas que defienden los intereses de una Comunidad Autónoma han logrado conquistas importantísimas para la defensa de las necesidades, demandas y problemas de dichas comunidades».

 «Consideramos que esta dinámica cobra especial relevancia en la próxima legislatura en la que será determinante que Andalucía tenga representación propia porque se va a decidir un nuevo modelo territorial. Así lo han entendido, a veces, otras organizaciones políticas que han conseguido visibilidad y relevancia en el estado gracias a propuestas unitarias.»

   «Y es que, continúa la nota,  «si Andalucía no tiene voz propia en el próximo Congreso y además tenemos el obstáculo de que la Junta de Andalucía está en manos de partidos que lejos de creer en Andalucía y en nuestra Autonomía lo que quieren es acabar con ella, el pueblo andaluz estaría con las manos atadas en la próxima legislatura».

  «Desde Iniciativa hacemos un llamamiento a todas las organizaciones andaluzas para presentar una candidatura unitaria en defensa de Andalucía, de la igualdad territorial y del federalismo».

«Asimismo, proponemos la constitución de una candidatura conjunta al Senado de todas las fuerzas progresistas para evitar que la derecha vuelva a tener mayoría en esta cámara».