Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

«Después de una operación, te miras al espejo y omites partes de tu cuerpo. Es algo bastante violento». Con estas palabras explica Noelia Morales, la creadora de Anna Bonny, una firma especializada en lencería para mujeres a las que les han extirpado un pecho,cómo se sentía tras someterse a una mastectomía.

Anna Bonny es la marca de referencia en nuestro país. Después de ser diagnosticada con un cáncer de mama y pasar por una mastectomía, su creadora decidió no reconstruirse el pecho y por ello creó Anna Bonny, una marca de parches para colocar en la zona del pecho y así disfrutar de la vida y el sexo como antes.

Con varias líneas a la venta, ha conseguido devolver la autoestima a las mujeres que han combatido este tipo de cáncer. Todos se fabrican en un taller a las afueras de Barcelona con los mejores tejidos, sedas inglesas y cintas de Mokuba. En parte por la propia sensibilidad de las heridas, pero también para conseguir una pieza glamurosa . Además, en su página web hay un modelo descargable para que todas las mujeres que lo deseen puedan fabricar su propia prenda.