Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

En diciembre de 2016, Teddy, un pequeño perro de cinco años, sorprendió al personal del hospital general de Southampton al ayudar a despertar a su dueño, Andy Szasz, de un coma inducido médicamente que le había postrado en una cama durante los últimos tres años.

Según The Times, los ladridos del perro, cruce de caniche y schnauzer, hicieron que el hombre abriera los ojos tres días antes de lo que habían previsto los sanitarios encargados de la salud de Andy, que se encontraba en cuidados intensivos a causa de una neumonía sufrida mientras luchaba contra un grave cáncer intestinal detectado en 2012. Tras esto, los médicos decidieron que el pequeño héroe de cuatro patas visitara regularmente a su propietario para ayudarlo a recuperarse.

Por eso, ahora el animal es oficialmente un perro de terapia que visita a diversos enfermos en hospitales, hogares de ancianos y escuelas en todo Reino Unido. Su objetivo, cambiar las vidas de los pacientes como hizo en su día con la de su dueño.