Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo (ENVI) ha votado la reforma de la Política Agrícola Común (PAC). Las/os eurodiputadas/os están a favor de una reforma de la PAC mucho más ecológica que la propuesta por la Comisión Europea.

En concreto, destaca el apoyo de la Comisión de Medio Ambiente a la mayoría de enmiendas presentadas por EQUO y el grupo Verdes/ALE, en especial las enmiendas orientadas a limitar las subvenciones a la ganadería industrial, a favorecer una agricultura de proximidad, a limitar el uso de pesticidas y a garantizar mayores estándares de bienestar animal.

El grupo Verdes/ALE trabajará para que los eurodiputados de la Comisión de Agricultura (AGRI) del Parlamento Europeo también incorporen estas demandas para una PAC más sostenible.   

Reproducimos la nota de prensa:

(…) Florent Marcellesi, eurodiputado de EQUO en el grupo Verdes/ALE, comenta: “Estamos enormemente satisfechos de que la Comisión de Medio Ambiente haya respaldado la mayoría de nuestras propuestas para una PAC más justa y sostenible. La votación demuestra que es posible una política agrícola que recompense a los agricultores que contribuyan al futuro de nuestra sociedad, que genere oportunidades en el mundo rural al tiempo que cuide nuestra salud, el medio ambiente, el clima y los animales. Hoy hemos dicho no a una PAC insostenible que subvenciona la ganadería industrial, que paga por hectárea y que fomenta la intensificación. Instamos a los eurodiputados de la Comisión de Agricultura a que tengan en cuenta esta votación cuando voten sobre la reforma de la PAC y a que no cedan a los deseos de la gran agroindustria. La Política Agrícola Común debería beneficiar a todos los ciudadanos, no a los grandes productores industriales”.

De forma más detallada, la Comisión de Medio Ambiente se ha posicionado a favor de que los objetivos que los Estados miembros deben alcanzar mediante la aplicación de sus planes estratégicos de la PAC se refuercen considerablemente: La producción de energía a través de biocombustibles ya no es un objetivo; Enfoque adicional en la calidad del suelo; Reducción de pesticidas; Detener la pérdida de biodiversidad; Estimular la agricultura de alto valor natural.

También se ha apostado por indicadores mejorados y adicionales para medir si se están alcanzando los objetivos: Categorías adicionales, como en la construcción de la capa superior del suelo, la producir más localmente, la reducción de plaguicidas, la densidad del ganado, etc.; Mejores formas de medir: abundancia de la biota del suelo, creación de un índice de polinización, volumen de plaguicidas vendidos, etc.

Además, la Comisión de Medio Ambiente ha solicitado una condicionalidad más estricta y mejorada que se aplique a todos los agricultores: Un máximo de densidad de población del ganado; Toda la legislación pertinente en materia de bienestar animal; Medidas para asegurar el mantenimiento de pastizales permanentes; No arar pastizales permanentes; 7% de la superficie agrícola dedicada a aspectos no productivos; 4 años de rotación de cultivos, incluidos los leguminosos; No hay pesticidas en las franjas de protección + 3m de ancho mínimo.

Finalmente, se ha pedido que los fondos destinado al clima y el medio ambiente se separen del resto: En la propuesta de la Comisión: 30% para fines medioambientales en el marco del desarrollo rural, 0% para los sistemas ecológicos (a discreción de los Estados miembros); ENVI al menos el 40% para fines medioambientales en el marco del desarrollo rural, al menos el 30% para los ecoesquemas y la delimitación especial para la biodiversidad; Que no se utilice más dinero de los contribuyentes para la promoción del vino y la carne. (…)