Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El Ayuntamiento de Córdoba pedirá formalmente a la Unesco que declare el salmorejo como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, después de que el Pleno Municipal haya aprobado, por unanimidad de todos los grupos políticos, una propuesta de la Cofradía del Salmorejo.

En el Pleno intervino el presidente de esta cofradía gastronómica, Antonio Caño, quien resaltó las cualidades gastronómicas de este plato, «una receta única y típica de Córdoba conocida en todo el mundo», y remarcó los distintos estudios científicos de la Cátedra Gastronómica de la Universidad de Córdoba al respecto.

La receta, señalan desde la cofradía, «ha sido traducida a más de 60 idiomas», y el salmorejo es un plato que supone «una tarjeta de visita» de Córdoba en el mundo, y que se come en países como Portugal, Francia, Italia, Estados Unidos o Japón.

Es, en definitiva, según el texto apoyado por el pleno, «un plato emblemático de la ciudad de Córdoba y su provincia», y un «verdadero emblema de la ciudad».

La moción aprobada por el pleno supone, en la práctica, una declaración institucional sobre la singularidad del salmorejo cordobés, y el inicio de un expediente para que la Unesco lo reconozca como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.