Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

A partir de hoy, todos aquellos que tomen una foto por debajo de la falda, sin consentimiento, pueden ser penalizados hasta con dos años de cárcel. La ley se ha aprobado 18 meses después de que Gina Martin, una chica de 26 años, lanzara una campaña para prohibir esta práctica.

En un festival de música en Londres le tomaron una foto sin su consentimiento. La Cámara Alta británica ha convertido en delito punible el hacer fotos debajo de la falda. «Lo conseguimos. Hemos hecho que el ‘upskirting’ (como se llama a la práctica en inglés) sea un delito sexual. Estoy agotada y también feliz», ha escrito en las redes sociales.

La ley requiere la aprobación formal de la reina tras ser aprobada por la Cámara de los Lores. Esta práctica de hacer fotos por debajo de la falda es delito punible en Escocia, Australia y Nueva Zelanda.