Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Elena Páez. La noticia fue confirmada por varios responsables públicos europeos: el pasado viernes 8 de febrero, el Consejo de los Estados miembros de la Unión Europea dio un paso muy importante hacia una prohibición total de la pesca eléctrica en Europa. Se adoptó una nueva posición oficial, mucho más ambiciosa que la anterior, a pesar de la oposición de los Países Bajos, la cual está respaldada por Alemania. A partir de ahora, el Consejo propone una prohibición total de la pesca eléctrica en Europa desde el 1 de enero de 2022. Se trata de un cambio importante con respecto a la posición oficial mantenida por el Consejo hasta la fecha, que era de mantener la pesca eléctrica en Europa mediante la autorización  de un 5% de derogaciones de pesca eléctrica en el Mar del Norte.

Esto implica que estemos ante un desenlace final de las negociaciones europeas después de meses de bloqueo desde la votación mayoritaria del Parlamento el 16 de enero de 2018 a favor de una prohibición total y definitiva de la pesca eléctrica en Europa.

«Este avance ahora significa que el único punto de bloqueo será la fecha de entrada en vigor de la prohibición. El 1 de enero de 2022 es una fecha demasiado lejana para los pescadores artesanales los cuales no tienen recursos para resistir frente al desastre económico generado por la pesca eléctrica en el Mar del Norte «, explica Mathieu Colléter, responsable de Ciencia y Relaciones Institucionales de BLOOM.

La duración de este período de «transición» es objeto de muchos debates, especialmente en el Parlamento Europeo, donde varios grupos políticos proponen que la prohibición entre en vigor a partir del 31 de julio de 2019. Ahora le corresponde al Ponente del Reglamento de Medidas Técnicas, el eurodiputado español del PPE, Gabriel Mato, convocar una reunión para ratificar la posición del Parlamento en vista de las negociaciones del trílogo que deberían ocurrir este miércoles 13 de febrero de 2019 a las 15h00 horas.

«Ya no hay obstáculo alguno para que se lleve a cabo la negociación final del trílogo. Pedimos al Consejo y al Parlamento que adopten cuanto antes una prohibición total de la pesca eléctrica en Europa el 31 de julio de 2019. Los pescadores artesanales están en fase de extinción, esta decisión debe tener en cuenta la precariedad social y económica que sufren por culpa de una serie de decisiones injustas de parte de las instituciones europeas «,recordó Frédéric Le Manach, Director Científico de BLOOM. «Los industriales holandeses disfrutaron de un apoyo institucional asombroso que les permitió desafiar la prohibición de pescar con corriente eléctrica en 2006 y conseguir licencias ilegales que se cuentan por decenas. Más tarde pusieron en marcha licencias falsas supuestamente científicas y se beneficiaron ilegalmente de millones de euros en subsidios públicos. ¡Ya es hora de restablecer la justicia y la equidad en este caso de fraude manifiesto!«.

BLOOM advierte que incluso una prohibición al 31 de julio de 2019 requerirá apoyo financiero para los pescadores artesanales que ya no pueden afrontar las pérdidas causadas por la pesca eléctrica.

Además, seguimos esperando que el Colegio de Comisarios de la Comisión Europea apruebe la solicitud de la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca (DG MARE) para iniciar un procedimiento de infracción contra los Países Bajos por detención de licencias ilegales. Después de 16 meses de espera, BLOOM recibió finalmente el pasado 1 de febrero de 2019 la confirmación sobre la naturaleza ilegal de más del 80% de las licencias de pesca eléctrica, pero el procedimiento de infracción deseado por DG MARE está pendiente de validación por parte del Colegio de Comisarios. El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, a quien BLOOM está pidiendo transparencia, no ha comunicado todavía una fecha de decisión al respecto.

BLOOM reiteró también su solicitud a la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) para inspeccionar el caso de fraude de subsidios ilegales. Hasta la fecha no se ha recibido respuesta alguna sobre el tema

Largos meses de campaña contra la electrocución de la vida marina nos llevaron a descubrir disfunciones muy graves y profundas en el seno de las instituciones europeas así como vínculos tóxicos mantenidos entre las autoridades públicas y los lobbies industriales. «Son precisamente estas formas de hacer las cosas, perjudiciales para el interés general y la confianza de los ciudadanos europeos, las que deben llegar a su fin», advierte Claire Nouvian, fundadora de BLOOM.

«La próxima reunión del trílogo se celebrará el 13 de febrero en Estrasburgo. Esta sería una oportunidad para que el personal político de las instituciones europeas admita la gravedad de la emergencia social, ecológica y democrática que conlleva el tema candente de la pesca eléctrica