Javier Collado

Dobuss

CBN. Casi 6.000 cordobeses participaron en 2018 en la provincia en alguna de las diferentes actividades y proyectos que para las personas mayores oferta Cruz Roja, orientadas todas ellas a propiciar un envejecimiento saludable y a facilitar una vida digna y autónoma en su entorno habitual.

El perfil más frecuente entre quienes tomaron parte o se beneficiaron de esas acciones fue el de una mujer de alrededor de 70 años que vive sola y tiene una red de contactos limitada.

Por ello, con objeto de evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia, la institución humanitaria se vuelca en la atención integral a las personas mayores, con actividades que estimulan una vida activa y saludable y las relaciones sociales.

Además, dado el progresivo envejecimiento de la sociedad, la entidad se marcó en 2015 el objetivo de aumentar exponencialmente el porcentaje de población mayor de 65 años que participa o se beneficia de alguna de sus iniciativas. Y a juzgar por las cifras, lo está logrando, pues en apenas tres años ha pasado de atender a 1.866 personas mayores en la provincia a las 5.814 contabilizadas en 2018.

 Por localidades, es la capital la que acapara el mayor volumen de población mayor atendida el pasado año, con 2.001 (un 34% del total), seguida de Hinojosa del Duque (607), Pozoblanco (418), Lucena (413), Priego de Córdoba (369), Valle del Guadiato (356), Baena (320), Palma del Río (312), Puente Genil (276), Rute (272), Montilla (253) y Villanueva de Córdoba (217).