Javier Collado

Dobuss

El día 4 de febrero se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer. Instituido por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en el año 2000, tiene como fin concienciar y sensibilidad a la sociedad, sobre la trascendencia de uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial. La Asociación Española Contra el Cáncer, una de cuyas misiones es precisamente la de concienciar y sensibilizar a la población, se suma a esta iniciativa aprovechando las sinergias que genera para hacer énfasis en los objetivos de esta campaña.

El cáncer constituye la segunda causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares, y su incidencia y prevalencia siguen creciendo cada año, solo en el año 2018 subió un 12% el número de casos. Uno de cada 3 hombres y una de cada 4 mujeres padecerán cáncer a lo largo de su vida.

En la AECC, además del apoyo psicológico al paciente y a la familia, se presta un servicio de atención social de apoyo a los enfermos de cáncer y sus familias con asesoramiento y apoyo en temas relacionados con la orientación laboral, solicitud de incapacidades o consejos sobre cómo ajustar su economía para asumir los costes asociados a su enfermedad. Además se prestan ayudas de emergencia, destinada a familias que ya antes de la enfermedad estaban en una situación de vulnerabilidad económica y que, al llegar el cáncer, ven muy comprometidas sus necesidades más básicas como el dinero destinado a pagar el alquiler o la hipoteca, la alimentación o las facturas.

Hoy, en el Día Mundial Contra el Cáncer hay que señalar que detrás de este aumento de casos está el alcohol, la obesidad, el sedentarismo y el tabaco. El cáncer de pulmón es el que causa más muertes y es el que se ha disparado entre las mujeres. Es uno de los tumores más frecuentes, con el de colon, el de próstata y el de vejiga. A pesar de todo, la supervivencia está creciendo día a día. Gracias a la investigación más de la mitad de los cánceres se curan.