Javier Collado

Dobuss

CBN. En el mundo global y en la sociedad multicultural que nos ha tocado vivir, los contrastes son frecuentes y hay historias personales verdaderamente interesantes.

Este es el caso de Lucía Zhu, nacida en una familia de las muchas de una generación que llegaron a España en los años 80 y 90.

Lucía ayudó desde pequeña en el negocio familiar, localizado en Málaga, una tienda de comestibles de comida oriental, para, terminados sus estudios secundarios, dedicarse a la investigación sobre el cáncer.

Lucía nació en Valencia (1993) y obtuvo su Grado en Biotecnología en la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) en Junio de 2015 con unas calificaciones extraordinarias.

Lucía obtuvo la beca “Atlanticus-Santander” que le permitió trasladarse a Carolina del Sur, donde continuó sus estudios durante un semestre (Agosto-Diciembre de 2014) y además aprovechó para formarse en técnicas moleculares básicas.

En 2015, Lucía viajó a Hamburgo dentro del Programa de Prácticas Erasmus+ para unirse al Institute for Biochemistry and Molecular Biology para trabajar en un proyecto destinado a producir aptámeros de ADN como una herramienta terapéutica novedosa contra la enfermedad metastática.

En septiembre de 2015, Lucía obtuvo una beca de la Fundación Ramón Areces para realizar sus estudios de Máster en Biomedicina Molecular en la Universidad Autónoma de Madrid.

Se unió al Grupo de Metástasis Cerebral para desarrollar su proyecto final de Máster centrado en la caracterización funcional de genes comúnmente alterados en varios modelos experimentales de metástasis cerebral.

En 2016, Lucía fue galardonada con la beca La Caixa-Severo Ochoa para realizar sus estudios de doctorado en el mismo laboratorio. Su proyecto está basado en el desarrollo de una nueva plataforma para el descubrimiento de fármacos dirigidos a metástasis.

Asimismo, también tiene como objetivo descifrar los mediadores críticos implicados en el mantenimiento de las metástasis cerebrales establecidas, con el propósito final de descubrir nuevas terapias contra estos estadios avanzados del cáncer.

Hace unos meses,  Lucía Zhu colaboró en el descubrimiento de una terapia experimental que ha cuadruplicado la supervivencia media de 18 pacientes desahuciados con cáncer de pulmón avanzado y metástasis cerebrales. El tratamiento, basado en un extracto de las semillas del cardo mariano, llegó incluso a hacer desaparecer las metástasis hasta ser indetectables en tres de los casos. El avance, cuyos resultados son todavía muy preliminares, se publicó en la revista especializada Nature Medicine.