Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. Un padre con problemas de tabaquismo (adicto al tabaco), ha visto como por sentencia ha perdido la custodia de sus hijos de 10 y 13 años, que compartía con su exmujer.

La sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba ha señalado que la extinción de estos derecho del padre se debe a la adicción del progenitor, ya que perjudica gravemente la salud de los menores.

Aunque en ningún momentos se quejasen los hijos de la custodia compartida, los propios hijos menores del padre contaron todo durante el juicio, sin indicios de manipulación y espontáneamente. Los especialistas comentaron estar preocupados por la salud de los menores. Al parecer, el mayor comentó que tenía que dormir con el aire acondicionado para que se quitase el olor a tabaco que había dejado su padre.

La causa de la demanda es la irresponsabilidad del padre, según cuenta la exmujer, la cual había interpuesto la demanda. Solicitaba que se le asignase en exclusiva la custodia de sus hijos menores.

Por esto, se ha otorgado la custodia a la madre, aunque se ha establecido un régimen de visitas a favor del padre, con la condición de abstenerse de fumar en sitios cerrados con sus hijos menores presentes.