Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El premio a la mejor croqueta del mundo se lo ha llevado el pequeño restaurante de Toledo, Tobiko, este Madrid Fusión 2019. La receta elaborada por Javier Ugidos ya es oficialmente la mejor croqueta del mundo.

La croqueta consiste en la unión de un ingrediente japonés, el panko, y un icono de la gastronomía española, el jamón ibérico. El uso del panko, que es una especie de pan rallado japonés, va en aumento tanto por parte de cocineros profesionales como en las cocinas caseras. Para la bechamel, Ugidos cuenta que ha utilizado leche entera y “jamón con toda su grasilla, porque el producto es excelente”.

Esta fue la decisión tomada por un jurado reunido en la XVII Cumbre Internacional de Gastronomía, Madrid Fusión, en el certamen organizado por Joselito y convertido en el V Campeonato Internacional a la Mejor Croqueta de Jamón del Mundo. En una degustación a ciegas, el jurado tuvo que probar dos croquetas por cada participante y valorar la finura de la bechamel así como el crujiente, el sabor y la apariencia de las elaboraciones.

Formado en España, Inglaterra y México, Javier Ugidos tiene en Tobiko su proyecto personal: un sencillo comedor de cocina contemporánea. El denominado Menú Gourmet incluye entre sus primeros platos las Croquetas artesanas de jamón que ya son consideradas las mejores del mundo.