El rey Felipe VI visita por sorpresa a las tropas en Irak/ Imagen: CHEMA MOYA (EFE)

Javier Collado

Dobuss

El Rey Felipe VI aterrizó este martes en Bagdad para visitar a las tropas españolas que forman parte de la coalición internacional contra el Daesh y así pasar el día de su 51 cumpleaños con los 551 militares y guardias civiles dedicados a adiestrar a las fuerzas iraquíes en Bagdad y en Besmayah.

Es la primera vez que Felipe VI viaja a Irak y la segunda que visita una misión militar española en el extranjero desde su proclamación como Rey, después de haber viajado a Líbano en abril de 2015.

Ataviado de uniforme de campaña árido, el jefe del Estado ha llegado a Bagdad a las 7.30 horas (hora local, dos horas menos en España peninsular), acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, en un viaje que se ha organizado con el máximo secreto por motivos de seguridad. El viaje incluye una reunión de Don Felipe con el presidente de Irak, Barham Salih, en el Palacio Presidencial, antes de viajar a Besmayah, donde se encuentra el grueso de los efectivos españoles.

La de Irak es la segunda misión española con más efectivos, solo por detrás de la de Líbano. Los militares españoles llegaron a Bagdad hace ahora cuatro años, como parte de una coalición internacional formada por 60 países y liderada por Estados Unidos para combatir el terrorismo.

Esta operación, llamada ‘Inherent Resolve’, nació a finales de 2014, en una Cumbre de la OTAN en Gales, después de que el Gobierno iraquí pidiera ayuda a la ONU para combatir al Daesh, que ese año emprendió una ofensiva y se apoderó de varias ciudades en el país.