Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. El secretario de Política Institucional del PSOE de Córdoba, Jesús María Ruiz, ha asegurado esta mañana que “las políticas del nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía solo benefician a una minoría”.

De este modo se ha referido Ruiz a la decisión adoptada por el Consejo de Gobierno de la pasada semana en la que se instó al consejero de Hacienda, Industria y Energía a iniciar las actuaciones necesarias para la modificación del Texto Refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma de Andalucía en materia de tributos cedidos, con la finalidad de bonificar al 99 por ciento el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

“No se ha suprimido el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Andalucía, es imposible hacerlo ya que se trata de un tributo estatal”, ha afirmado Ruiz, que ha añadido que “tampoco se ha bonificado, ya que lo que se ha hecho ha sido instar al consejero de Hacienda a que inicie las actuaciones necesarias para su bonificación”.

En cualquier caso, según el secretario de Política Institucional del PSOE de Córdoba, si finalmente se lleva a cabo la bonificación del impuesto en un 99 por ciento “se tratará de una medida que solo beneficiará a 50 o 60 personas de nuestra provincia, que son los que en estos momentos pueden heredar más de un millón de euros”.

“El beneficio de una minoría va a repercutir negativamente en el resto de la población, porque, según ha anunciado el presidente Moreno Bonilla, la pérdida de ingresos con motivo de la bonificación de este tributo se subsanaría con la venta de suelo”, ha afirmado Ruiz, que ha denunciado que “pretenden descapitalizar la Junta de Andalucía, se va a empobrecer al conjunto de la sociedad andaluza para favorecer a unos pocos”.

Igualmente, Jesús María Ruiz se ha referido al acuerdo adoptado por el Consejo de Gobierno de encargar una auditoría de las cuentas de la Junta de Andalucía y ha asegurado que “la Cámara de Cuentas audita anualmente la cuenta general de Andalucía y las cuentas de todos los organismos públicos y el resultado de estas auditorías se debate en la Comisión de Hacienda y, posteriormente, en el Pleno del Parlamento”.

«No existe necesidad de realizar auditorías porque sería una falta de respeto a la institución de la Cámara de Cuentas, una falta de respeto a la Intervención General de la Junta de Andalucía y una falta de respeto a la capacidad de los profesionales del ámbito de la gestión económica y financiera que trabajan en la administración autonómica”, ha subrayado.

En este sentido, Ruiz se ha referido a las recientes declaraciones del consejero de Salud, en las que anunciaba su intención de encargar auditorias de personal e infraestructuras sanitarias, y ha señalado que “o bien el consejero no conoce los mecanismos e instrumentos que garantizan en Andalucía y en el resto del Estado la correspondiente fiscalización y auditoria de los recursos, lo que demostraría que tiene que estudiar mucho, o lo que sería peor quiere sembrar dudas y sombras sobre, no solo el anterior Gobierno de la Junta de Andalucía, sino sobre los funcionarios públicos que llevan a cabo este tipo de análisis”.

“Igual ocurre con el anuncio de la suspensión de la subasta de medicamentos, algo de lo que deberían explicar lo que va suceder con el dinero que la Junta de Andalucía dejará de ahorrarse”, ha añadido.

Según Ruiz, para saber qué va a pasar con los ingresos y los gastos de la Junta de Andalucía “lo lógico que es que se presenten cuanto antes los Presupuestos de la comunidad autónoma, lo que permitiría un debate real acerca de los ingresos que va a dejar de percibir y cómo va a afectar eso a las políticas sociales”, si bien ha reconocido que “mucho nos tememos que no van a presentarlos hasta junio, lo que significa que no entrarán en vigor hasta el mes de octubre”.

“El nuevo Gobierno se ha puesto la piel de cordero hasta que pasen las elecciones municipales, quieren ralentizar la toma de decisiones importantes hasta después de esa cita con las urnas”, ha añadido Ruiz, que ha concluido pidiendo que “enseñen su verdadera cara, la del PP y Ciudadanos y la de quienes condicionan su Gobierno, Vox”.

En definitiva, según Jesús María Ruiz, “las primeras medidas del Gobierno andaluz no son para fortalecer las políticas sociales, no son para beneficiar a la mayoría de los andaluces, no se basan en el interés general, sino en el interés de unos pocos”.