Javier Collado

Dobuss

Elena Páez. La presidenta de CECOSAM, María del Mar Téllez, ha manifestado este martes sobre el auto de suspensión cautelar de la licencia para la construcción de siete Salas de Velatorio y las oficinas centrales de CECOSAM en el Cementerio de San Rafael, a raíz del recurso presentado por Tanatorios de Córdoba S.A. contra el proyecto municipal, que “aceptamos”, lógicamente, el auto del juez, si bien “nos hubiese gustado poder comenzar ya unas instalaciones que mejoran el servicio que se presta a la ciudadanía”.

Téllez ha indicado que este proyecto de nuevas Salas de Velatorio y Oficinas de CECOSAM supone dotar al Cementerio de San Rafael, ubicado en la avenida de Libia, junto al barrio de la Fuensanta, de un recurso que viene a mejorar la atención a las familias que pierden un ser querido en la ciudad de Córdoba.

“Esperemos que el juicio y la sentencia sean lo antes posible”, ha dicho la presidenta de CECOSAM, antes de indicar que van a encargar a los servicios jurídicos que estudien el auto judicial.

“Nuestro deseo es que se resuelva pronto para poder comenzar a construir”, ha subrayado Téllez.

Sobre la posibilidad de recurrir el auto, Téllez ha dicho que “tomaremos una decisión en función de lo que diga nuestra Asesoría Jurídica”.

Por otra parte, y como ha apuntado la presidenta de CECOSAM citando el contenido del auto, para que sea efectiva la suspensión cautelar de la licencia de obras y actividad concedida a finales de 2018 al proyecto de CECOSAM por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), la demandante, Tanatorios de Córdoba S.A., deberá aportar un aval de 12.000 euros.

Por último, María del Mar Téllez, ha indicado que, como recoge el propio auto judicial, “las medidas cautelares tienen como finalidad que no resulten irreparables las consecuencias derivadas de la duración del proceso, pero en ningún momento se hace un enjuiciamiento sobre el fondo del asunto”.

Así, considera que “en ningún momento entra en el fondo del asunto, en valorar o no la legalidad de la licencia, simplemente dicta medidas cautelares por motivos de prudencia”, ha concluido.