Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Los primeros resultados de la autopsia de Julen, hallado sin vida esta madrugada en el pozo de Totalán (Málaga) al que cayó el pasado 13 de enero, indican que falleció el mismo día en que se precipitó, según fuentes de la investigación.

De acuerdo con los datos del informe forense, el pequeño presentaba un «traumatismo craneoencefálico severo» y «politraumatismos compatibles con la caída». El informe forense también revela que Julen cayó de pie en el pozo. Sus brazos estaban hacia arriba y presenta erosiones compatibles con roces en la caída.

La autopsia, que comenzó a las 8.30 horas y ha finalizado a primera hora de la tarde, ha sido realizada este sábado por la mañana en el Instituto de Medicina Legal por cinco forenses, tras lo cual los restos del niño se han trasladado al tanatorio de la barriada de El Palo (Málaga), donde reside la familia. Allí hay un equipo de psicólogos están apoyando a sus padres y familiares.

Julen será enterrado este domingo a las 13:30 en el cementerio de El Palo, tras la misa que comenzará a las 12:30 y sus restos quedarán descansando junto a los de su hermano Oliver, que falleció en abril de 2017 con tan sólo tres años, según un amigo de la familia.