El Sargento Julio García fue el primero en atender al herido | BRI X

Javier Collado

Dobuss

LAS 10 MEJORES NOTICIAS DE 2018 EN CÓRDOBA

Concluimos la publicación de las 25 noticias preseleccionadas como las mejores del año pasado en Córdoba, de las que nuestros lectores podrán seleccionar las 10 ganadoras.

En la categoría de Solidaridad, cinco militares de la Base de Cerro Muriano logran salvar la vida de una persona que se desplomó en un bar.

Esta fue la publicación:

Cinco militares de la Base de Cerro Muriano logran salvar la vida de una persona que se desplomó en un bar

Alvaro Sánchez. Tres sargentos y dos soldados de la Brigada de Infantería ‘Guzmán el Bueno’ X, con base en Cerro Muriano (Córdoba), han salvado la vida a un civil al que el 11 de abril practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y taponaron una herida sangrante en la cabeza, después de que el hombre, que estaba en el mismo restaurante que los militares en Cerro Muriano, se desplomó, se golpeó contra el suelo y quedó inconsciente y sin pulso. El sargento Julio García fue el primero en atender al herido BRI X

En concreto, según ha informado la BRI X, fueron los sargentos Julio Javier García, Óscar Gallardo y Shukri Mohamed los que observaron, mientras cenaban en el bar ‘Casa Bruno’, como un varón que se encontraba en el citado local, se desplomó, cayendo hacia atrás y golpeándose la cabeza contra el suelo, produciéndose una herida de la que sangraba profusamente.

En ese momento, el sargento García reaccionó inmediatamente socorriendo al accidentado, seguido de sus dos compañeros. El sargento Shukri procedió a presionar sobre la herida, mientras se llevaban a cabo los primeros auxilios, constatando que el accidentado no tenía pulso ni respiración y presentaba palidez en el rostro.

Ante esta situación, los tres suboficiales procedieron a realizar las maniobras de RCP básicas, turnándose entre los tres para poner en marcha las maniobras de ventilación y masaje cardiaco.

Durante estas maniobras, se incorporaron los soldados Víctor Simo y Alejandro Muñoz, que también se encontraban en el local, que colaboraron en la maniobra, comprimiendo la herida para evitar el sangrado.

Tras las maniobras de RCP, el accidentado, afortunadamente, recuperó el pulso y la respiración, pero seguía inconsciente, ocupándose del mismo a su llegada los servicios sanitarios del 061, que procedieron a estabilizar al herido y a su traslado al Hospital Universitario Reina Sofia de Córdoba.