Javier Collado

Dobuss

CBN. Un hombre japonés llegó a sobrevivir durante 24 días en clima frío y sin comida ni agua al caer en un estado de «hibernación», según los doctores que lo trataron en el hospital

Ocurrió durante los días 7 a 31 de octubre de 2006, y su caso se publicó en gran parte de la prensa internacional.

Mitsutaka Uchikoshi, de 35 años, desapareció el 7 de octubre después de ir con amigos a escalar el Monte Rokko en el oeste de Japón.

Casi no tenía pulso, sus órganos se habían casi apagado y la temperatura de su cuerpo bajó a 22 ° C  cuando lo encontraron.

Aunque las noches de otoño eran frías, las temperaturas promedio rondaban los 10 ° C, lo suficientemente bajas como para causar hipotermia y, eventualmente, un estado similar al de la hibernación en otros mamíferos.

Los médicos indicaron en su momento que estaban desconcertados sobre cómo sobrevivió porque su metabolismo estaba casi paralizado.

Se cree que el Sr. Uchikoshi tropezó y perdió el conocimiento después de abandonar a su grupo para descender  la montaña por su cuenta.

«Me acosté (…) en un área cubierta de hierba, con la luz del sol, y finalmente me quedé dormido», dijo Uchikoshi a los periodistas en conferencia de prensa en un hospital en Kobe, donde recibió tratamiento.

«Eso es lo último que recuerdo», dijo.

Fue encontrado por los rescatistas el 31 de octubre.

«Cayó en un estado hipotérmico en una etapa muy temprana, que es similar a la hibernación», dijo el Dr. Shinichi Sato, quien trató al Sr. Uchikoshi.

«Por lo tanto, sus funciones cerebrales estaban protegidas sin ser dañadas y ahora se han recuperado al 100%. Esto es lo que creo que ha sucedido», indicó el doctor.

El señor Uchikoshi, quien había sido tratado por hipotermia severa, fallo múltiple de órganos y pérdida de sangre causada por la caída que le fracturó parcialmente la pelvis, fue dado de alta del hospital después de dos meses de tratamiento y observación, regresando a su casa en buen estado.

El profesor Hirohito Shiomi, un experto en hibernación en una universidad de Hiroshima, fue citado por la agencia de noticias Associated Press, quien indicó que el caso era «muy extraordinario, que el paciente realmente llegara a sobrevivir a una temperatura corporal tan baja durante un período de tiempo tan largo».

Los científicos han afirmado durante años que la hibernación humana es posible aunque muy difícil y podría usarse para retrasar la muerte celular en el tratamiento de condiciones fatales como la hemorragia cerebral.

Un experto de la Asociación Dietética Británica dijo que si bien es posible que una persona permanezca sin comer durante mucho tiempo, la falta de líquido mínima necesaria podría conducir rápidamente a la deshidratación.

«Me parece casi increíble que [el señor Uchikoshi] no tuviera ningún líquido», dijo la Dra. Frankie Phillips. «Fisiológicamente es casi imposible».

En 2004, un equipo de investigación alemán anunció el descubrimiento en Madagascar de lémures que hibernaron durante muchos meses del año, en lo que afirmaron fue la primera prueba de hibernación en primates.